¿Preparando su mudanza?

Comenzar una nueva etapa en un nuevo hogar implica hacer una mudanza para trasladar los objetos y enseres personales e instalarlos en la nueva ubicación. Dependiendo del volumen de objetos a trasladar, de la distancia y de otros factores, como la facilidad para cargar y descargar enseres en los edificios, la mudanza será más o menos complicada.

Prepara un plan detallado: para hacer una mudanza se necesita un plan, el cual debe ser acordado con los proveedores que puedan intervenir (empresa de mudanzas, transportista, pintores, instaladores,…). Por desgracia, coordinar a todos los equipos que intervienen para poner en marcha una vivienda no es tarea fácil, al ser la mayoría independientes y trabajar con más clientes. Para ello, la anticipación es la mejor aliada, por lo que uno de los objetivos es comenzar cuanto antes cada tarea y así evitar cuellos de botella. Por ejemplo, si hay que pintar las paredes, conviene que todas las tareas que impliquen tirar cables o hacer agujeros en las paredes se hagan previamente.

A modo de conclusión y cierre, siempre hay una pregunta que debería hacerse en cada mudanza y es la siguiente: ¿Realmente necesito todos estos objetos, ropa, enseres y muebles? La respuesta puede ser bastante clara a veces, sobre todo si pensamos en esos casos de personas que llegan al extremo y dicen vivir con muy pocos objetos personales, con sólo lo justo para vivir. Sin llegar a ser radicales, seguro que hay alguna cosa de la que podemos desprendernos para vivir mejor, tener más sitio en el nuevo hogar y menos preocupaciones por mantener y buscarle sitio a objetos que no aportan valor a nuestras vidas.